#Phöenix 2021

Como el ave fénix, que resurge de sus cenizas. Hoy nos atraviesa una realidad diferente y no tan sencilla, más bien complicada, que nos destruyó completamente, derribó todas nuestras estructuras y nuestra forma de pensar y accionar. Solamente para mostrarnos que hay otras formas, otros caminos, y que podemos hacerlo diferente. Que podemos reconstruirnos, transformarnos, y volar. Después de un año de pandemia el cual nos empujó para reinventarnos a otro nivel y sacar lo mejor desde lo profundo de nuestro ser, para seguir y avanzar, cuesta arriba. Llegó un punto en el cual nos empezó a costar todo mucho más. Momentos difíciles, donde sostener económicamente este proyecto y a todos los que somos parte de él, empezó a ser un esfuerzo extraordinario, donde buscar otras alternativas para sobrevivir era indispensable, al mismo tiempo la fuerza de una raíz profunda, se sacudía pero no quería dejarse caer, ni bajar los brazos, porque el propósito nos atraviesa el corazón y queremos poder expandirlo, aunque seguir haciendo las cosas bien se tornaba cada vez más difícil. Frenamos, porque no quedó otra opción. No pudimos producir una nueva colección, porque no tenemos los medios para hacerlo. Y desde este lugar de transparencia, de aceptar esta realidad, surge Phöenix 2021. Una colección que reinventa prendas hermosas que tenemos en stock. Una forma de reutilizar lo que tenemos, con los recursos que disponemos, desde el lado de la sustentabilidad no producir de más para no sobrestockearnos y decirle no a la producción masiva y desesperada. Cuidando al planeta y a nosotros mismos. Hacemos lo que podemos con lo que tenemos. Y resulta ser que lo que tenemos es verdaderamente hermoso, producto de telas de proveedores nacionales, optimizando para tener cero desperdicio. Con una cadena de valor respetada y transparente. Reinventamos y mostramos lo que tenemos de una forma nueva. Acompañado de cuatro artículos nuevos, confeccionados por Cris, con telas que teníamos en stock. Y nuevos tapabocas hechos con todos los retazos que encontramos en nuestro depósito. Reducir, reutilizar, reciclar, reparar. Ésta ave fénix hoy viene a mostrarnos lo valioso que fue todo nuestro camino, cada paso en el proceso tan cuidado valió la pena y la gloria, y hoy tenemos una segunda oportunidad para mostrarlo y valorarlo. Volando por sobre todo lo que fuimos, como un observador desde arriba, abrazándonos y felicitándonos, hoy todo hace sentido. Les presentamos esta colección por y para ustedes para seguir celebrando juntos